https://www.youtube.com/watch?v=wFqr8FJVrrU

Pasta para modelar

Lo que comúnmente denominamos fondant, en realidad no es fondant sino “fondant extendido” o “pasta laminada” o “fondant americano”.

El fondant propiamente dicho, es una pasta madre que se prepara a partir de un almíbar de azúcar y glucosa, a 118 grados, y se lo trabaja, en caliente, sobre una encimera humedecida (con una espátula para no quemarse) hasta que se vaya transformando en una mezcla blanquecina y dura.  Si quisiéramos estirar esta masa con un rodillo y forrar una tarta sería imposible.

Se utiliza mezclada con chocolate blanco para transformarla en fondant extendido de chocolate (aunque es un poco complicada de trabajar en los días de mucha humedad). También se utiliza solo, derritiéndolo a baño de María, para bañar cupcakes, galletas, etc. En la casas mayoristas que comercializan materia prima para panaderías y pastelerías, se consigue este “fondant” en botes de 25 kilos, y a un costo muy conveniente si lo comparamos con el fondant extendido de las casas de repostería… pero claro! cuando queremos utilizarlo para forrar una tarta, nos encontramos con una pasta dura, imposible de amasar.

El Fondant que compramos en las casas de repostería (sea Dr Oetker, Credipast, Wilton, Ballina, etc) son versiones industrializadas de fondant americano y, en general, de muy buena calidad. Si estamos recién metiéndonos en el mundillo del fondant, es conveniente utilizar estos hasta que nos familiaricemos un poco y nos animemos a elaborarlo en forma casera.

El fondant de nubes es una versión muy española del fondant americano. Está hecho en base a esponjitas (nubes, marshmallow, etc). Las esponjitas industrializadas están elaboradas con gelantina, CMC, glucosa y azúcar glass además de aromas y conservantes. Estos ingredientes son partes de los utilizados para la elaboración del fondant americano. Fantásticamente alguien se ha dado de cuenta que derritiéndolos en el microondas, añadiéndole un poco de materia grasa (mantequilla, margarina, Crisco..) y azúcar glass obtendría fondant americano. De esta manera logró un fondant muy noble, con mucha aceptación en el público español (por su sabor), y excelente para trabajarlo los días de humedad ambiente.

 

COLORANTES

Para teñir nuestra masa existen colorantes vegetales alimentarios. Vienen en diferentes presentaciones: en pasta, en gel, liquidas, rotuladores, purpurinas y  en polvo, y en una amplia variedad de colores incluyendo dorados, platas y cobres. Os dejo las marcas más utilizadas: Squires Kitchen, Rainbow Dust, Sugar Flair, Wilton. También os dejo un tutorial sobre como dar color a nuestras masas.

Ingredientes:

Hay que tener mucho cuidado con no pasarnos calentando las nubes porque se pueden quemar y quemarnos nosotros.
No siempre se utiliza todo el azúcar glas, es preferible quedarnos un poco cortos de azúcar. Siempre se puede añadir más cuando tengamos que utilizarla si se nos sigue pegando a las manos. Si nos pasamos con el azúcar se nos puede cuartear la masa de fondant y estar demasiado dura.
Cuando vayáis a utilizar la bola tener mucho cuidado cuando la calentéis en el micro pues os podéis quemar, amasar para dar elasticidad y utilizar.

Preparación:

Mejor que una explicación es un video. (Cortesia de azucar con amor)